Logo Revista Democracia  
 
        Revista de análisis Político y Cultural de El Salvador y Latinoamérica Diciembre 17, 2017     
 
 
Actualidad
Derechos Reservados RT 
 
Proximamente Debate Académico via:
 
 
 
Derechos Reservados RT 
 
 
 
     
       
La tentación de San Antonio

Mario Castrillo. Crítico de Arte.
 
 

Las Tentaciones de San Antonio (1512-1516) de Matthias Grunewald (1470/1475-1528) es una obra plástica que antecede al expresionismo. Grunewald es considerado como el pintor más importante del renacimiento alemán. Profundamente religioso,  pintó escenas bíblicas en el transcurso de su vida.

Lo que me ha impresionado es el Retablo de Insenheim, es que al abrirlo contiene en sus laterales dos obras referentes a san Antonio (La visita de san Antonio a san Pablo y las Tentaciones de san Antonio).

San Antonio (251-356) fue el fundador del movimiento eremítico y protector de los animales, por lo que en general se le representa rodeado de éstos, en especial por una jabí hembra. Antonio renunció a sus bienes y se retiró al desierto de Egipto llevando una vida de aislamiento hasta el año 311 en que visitó Alejandría y se dedica a predicar contra el Arriaismo. El Arrianismo, fundado por Arrio (256-336), presbítero de Alejandría, se pronunciaba en contra de la divinidad de Cristo y manifestaba oposición al dogma de la Trinidad, determinado por los Concilios Ecuménicos y sostenido hoy día por las Iglesias Católicas, ortodoxas orientales e iglesias protestantes.

Los teólogos afirman que san Antonio fue tentado innumerables veces por el Demonio. El término tentación proviene del latín temptatio y es concebida como una instigación que induce al deseo de algo, se le relación  con la seducción y la provocación. Según los teólogos posee dos dimensiones: la Positiva que nos lleva a aspirar, a esforzarnos, a comprobar el valor de algo o alguien y es concebido como una prueba. La Negativa se refiere a la incitación, a la desviación de las normas dada que hacen caer en el pecado.

En su obra Grunewald presenta a san Antonio postrado luciendo vestimenta de color azul y rojo, colores simbólicos para la tradición cristiana. El azul es símbolo de la sabiduría, de la castidad, de  la pureza y el rojo del amor, la fuerza y el martirio.

San Antonio es agredido por una serie de monstruos. Uno de ellos lo arrastra tomándolo por los cabellos, los otros se lanzan contra él arremetiéndolo con garrotes, otro pisoteándolo, uno más le muerde la mano derecha que yace en el suelo. El ámbito es caótico, desordenado, desastroso. Este concierto de eres teratológicos se lanzan contra él mientras en el cielo el Todo Poderoso observa la escena impasible.

Este motivo ha sito retomado por innumerables artistas de tiempo muy disímiles, entre ellos El Bosco (1450/1460-1516) y Salvador Dalí (1904-1989) representándolo cada quien a su propio estilo y manera, pero todos lindan con el surrealismo y el expresionismo.

 
15 de junio de 2013
 
 
   
www.Revista-Democracia.com    
San Salvador, El Salvador, Centro Amrica.
Telfonos: (503) 2225-3122 y 7300-2888
E-MAIL: director@revista-democracia.com, info@revista-democracia.com
XJMcom
Todos los Derechos Reservados, 2017